3 pasos para alcanzar el éxito en la vida

3 pasos para alcanzar el éxito en la vida

En este post te cuento qué pasos debes seguir para alcanzar el éxito en la vida y alcanzar tus sueños.

¿Qué es el éxito?

A menudo se habla del éxito, pero si les preguntáramos a 100 personas que es para ellos alcanzar el éxito en la vida seguramente tendríamos 100 respuestas distintas.

Para mí alcanzar el éxito en la vida (y ser feliz) es conseguir lo que uno se propone, y llevar la vida que realmente uno quiera llevar.

Conseguir lo que uno se propone y llevar la vida que realmente se desee van íntimamente ligados, y el éxito no se puede entender como algo completo si no se cumplen ambos logros.

¿De qué sirve alcanzar grandes metas si el precio a pagar es llevar una vida que no deseamos realmente?

Por otra parte, para que nuestra vida sea como la deseamos, salvo que seamos muy conformistas, es necesario ir alcanzando algunas metas en la vida.

Únicamente son 3 pasos

Lo simple suele ser siempre lo que mejor funciona. Muchas veces le damos mil vueltas a las cosas buscando el secreto del éxito, pero en realidad sólo hay que seguir los tres pasos que te propongo a continuación.

1. Decide cómo te gustaría que fuera tu vida

Hazte las siguientes preguntas:

  • ¿Cómo me gustaría que fuera mi vida?
  • ¿Qué quiero conseguir realmente en la vida?
  • ¿Cuáles son mis verdaderos sueños?

Tómate el tiempo que necesites para responder a estas preguntas con el mayor detalle que te sea posible, y trata de ser lo más sincero posible contigo mismo.

También es importante que únicamente consideres lo que realmente TÚ quieres conseguir en la vida, no lo que quieran los demás para ti o lo que imponga la sociedad. No trates de buscar la aprobación de los demás.

Decidir cómo quieres que sea tu vida es el primer paso y el más importante, ya que sí no sabes lo que realmente quieres en la vida, difícilmente lo vas a poder conseguir. Mucha gente es infeliz porque no sabe realmente lo que quiere.

2. Márcate objetivos

Márcate objetivos alcanzables pero relevantes que te acerquen a la vida que quieres o a lo que quieres conseguir en la vida.

También es importante que los objetivos que te marques sean fácilmente medibles, de forma que te sea fácil determinar el grado de avance y si los has alcanzado.

Enfócate en conseguir tus objetivos y evita todo aquello que te aleje o distraiga de ellos o te robe tiempo para poder trabajar en alcanzarlos.

3. Incorpora hábitos

Incorpora a tu vida hábitos que tarde o temprano te ayuden a alcanzar los objetivos que te has marcado.

Es importante que todos los días hagas algo que te acerque a tus objetivos. Al principio no será fácil, y tendrás que tirar de fuerza de voluntad. Además, si no tienes la suficiente motivación puede que te rindas si encuentras dificultades o si ves que no avanzas lo suficiente hacia tus objetivos.

Sé constante y no falles ni un solo día, porque a medida que pasen los días y las semanas te resultará cada vez más fácil (casi automático), y al cabo de unas pocas semanas habrás conseguido incorporar en tu vida los hábitos que te ayudarán a alcanzar tus objetivos.

“Debes realizar por lo menos un movimiento diario que te acerque un poco más a tu meta.”
— Bruce Lee

Según te acabó de contar, el flujo para alcanzar el éxito en la vida es el siguiente: decide cuáles son tus sueños, márcate objetivos que te acerquen a esos sueños, e incorpora a tu día a día los hábitos que te ayuden a cumplir los objetivos que te has marcado.

No te rindas

Si ves que no consigues alcanzar tus sueños, no te rindas. Tienes las siguientes opciones:

  • Recuerda porque quieres alcanzar tus sueños. Mantener la motivación es absolutamente necesario para no rendirse y seguir adelante a pesar de las dificultades.
  • Busca alternativas. Puede que haya otros caminos que puedas tomar para alcanzar tus sueños. Los caminos más evidentes no siempre son los mejores.
  • Revisa tus objetivos. Puede que los objetivos que te hayas marcado no sean los más adecuados para que puedas alcanzar tus sueños.
  • Pide ayuda. Hasta los deportistas de élite necesitan la ayuda de otros profesionales para triunfar.

“Un ganador es un soñador que nunca se rinde.”
— Nelson Mandela

Y por último, recuerda que en el peor de los casos siempre te quedará el aprendizaje y la experiencia adquiridos por el camino.